domingo, 29 de enero de 2017

Mensajes ofensivos contra la familia Bosé

Si mal me parecieron los mensajes ofensivos por la muerte de un torero, muy mal me parecen lo que estos días podemos estamos leyendo con motivo de la muerte de Bimba Bosé.

Es una pena que todavía haya tanta gente que valore más sus ideas que la dignidad de merece toda persona humana.

Y como sacerdote, me gustaría decir dos cosas:

1. Dios, como el mejor padre, como la mejor madre, ama a todos sus hijas e hijos, tengamos los gustos que tengamos, hagamos lo que hagamos, digamos lo que digamos, seamos como seamos. Nos abraza a todos con infinita ternura y a todos nos señala caminos de superación, para que seamos felices, plenamente felices.

2. Decir que una persona ha muerto a causa de sus pecados es tomar el nombre de Dios en vano (segundo mandamiento), es utilizar a Dios para hacer daño. No sólo han hablado mal de Bimba Bosé; han hablado mal de Dios, al que teóricamente defienden.

Qué Dios dé a Bimba Bosé la paz, a su familia consuelo, y a todos un poquito de respeto y humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario